Lógica de mercado

Lógica de mercado

El estadista: «Es un aliado estratégico»

El ministro: «Son bombas de precisión»

El portavoz: «No se van a usar contra inocentes»

Los trabajadores: «Son nuestros empleos»

Desde arriba sólo se veían hormigas y todo esto no importaba demasiado